REACH.

REACH es un Reglamento europeo que ha reestructurado complemente la legislación de productos químicos en la UE. El Reglamento entró en vigor el 1 de junio de 2007 y ha de aplicarse en todos los Estados Miembros de la UE. Para su trasposición se dispone de 11 años. Trata en particular el registro, la evaluación, la autorización y la restricción de sustancias y preparados químicos.

El elemento más importante del Reglamento REACH es el registro. Desde el 1 de junio de 2008, las sustancias como tales, y en mezclas solo se pueden fabricar o importar a la unión si han sido registradas. La obligación de registrar atañe al fabricante y a los importadores de sustancias sujetas a registro cuyas cantidades sean superiores a 1 tonelada anual.

REACH contemplaba la posibilidad de establecer periodos transitorios para llevar a cabo el registro. El requisito era hacer prerregistro de las sustancias entre el 1 de junio hasta el 1 de diciembre de 2008. La producción y la utilización de sustancias está permitida una vez tramitado el prerregistro hasta 2010, 2013 o 2018. Los plazos correspondientes dependen de la cantidad producida o importada o del potencial de peligro de las sustancias.

 
BECHEM REACH

Esta responsabilidad atañe a todos los sectores de la industria química. Y, por tanto, también a los fabricantes de lubricantes. Además es de aplicación en todos los niveles de la cadena de suministro, es decir, comienza en el productor de las materias primas, pasa por el formulador del lubricante y finaliza en el cliente final.

REACH intensifica con ello la comunicación dentro de la cadena de suministro de un modo desconocido hasta ahora y crea transparencia en cuanto a los peligros y riesgos que se pueden derivar de una sustancia o de un producto químico.

BECHEM ha prerregistrado las sustancias fabricadas y sujetas a registro en plazo, asegurándose el derecho a los periodos transitorios.

Esta página utiliza cookies. Si continúa, usted acepta nuestro uso de cookies. Descubra más información en nuestros avisos legales.